Carretera Austral avanza en la Agricultura Sustentable

Autor: Daniela Pérez León

Dos jóvenes -entre ellos un agrónomo viñamarino- emprendieron rumbo al sur del país para crear una iniciativa inédita. Desde allá contaron a Valparaíso Región Sostenible los detalles del proyecto. “Pienso que la agricultura convencional está mal”, contó uno de los emprendedores.

Cultivar la tierra a través de la agricultura biointensiva para producir alimentos alejados de pesticidas y agrotóxicos para no generar daños en el suelo, las personas y la biodiversidad. Ese es modelo que dos jóvenes concretan en Aysén, y que el viñamarino Francisco Vío contó a Valparaíso Región Sostenible.

Actualmente el proyecto es mucho más que una huerta, este se ha transformado en un manejo holístico que se enmarca en la agricultura regenerativa, es decir, no sólo se cultivan hortalizas sino que además se tiene como objetivo hacer rentables las explotaciones agro-ganaderas, reduciendo gastos y aprovechando las asombrosas relaciones simbióticas entre animales, plantas y vida en el suelo.

Todo comenzó hace cuatro años en Aysén, uno de los rincones más remotos y alejados de América del Sur. Francisco Vio, agricultor viñamarino y miembro del equipo viajó para trabajar como voluntario en la huerta de lo que iba a ser el Parque Nacional Patagonia. Cuando llegó al lugar se dio cuenta que había mucho trabajo, la huerta no daba alimento y se requería de mucho trabajo.

Javier Soler, su amigo y compañero de universidad llegó al lugar para comenzar juntos este nuevo proyecto. Viajaron por el mundo visitando y trabajando huertas orgánicas de algunos de los agricultores más innovadores de la época. Desde el 2014 trabajan para abastecer de alimentos frescos a los trabajadores, familias y al restaurante del parque.

“Nosotros estamos tratando de quebrar el paradigma que dice que la agricultura a pequeña escala y orgánica no da”, dijo Javier Soler a Valparaíso Región Sostenible. Los agricultores decidieron romper ese ideal en un clima difícil, en una región poco densa pero con altas oportunidades ya que la agricultura convencional aún no está tan inserta en la región.

El modelo de agricultura actual genera mucho impacto medio ambiental “yo lo viví, vi la realidad de las aplicaciones de tomates, aplicaciones aéreas con químicos que se esconden bajo el rótulo de otros productos, la contaminación, la sequía, deforestación, entre otras”. dijo Soler luego de haber trabajado con estas prácticas.

“Es momento de tomar conciencia, la gente motivada, los jóvenes, aquellos que saben lo importante y urgente que es el cambio. A los agricultores, un llamado a demostrar que en armonía con la naturaleza y no en contra de ella se puede hacer algo diferente y lindo”, agrega.

El huerto de cuatro estaciones cuenta con un “Programa de aprendices”, en este se enseña a producir alimentos de alta calidad, a pequeña escala y en un clima difícil. “El objetivo es inspirar, educar y empoderar a futuros agricultores en como hacer funcionar una granja basa en las prácticas de la agricultura regenerativa”, agregó Soler.

En este momento tienen más de 35 tipos de hortalizas, las que siempre se ven en la mesa, lechuga, tomate, pepino, zanahoria , acelga, rúcula, espinaca, zapallo italiano, frutillas, betarraga, albahaca, subterráneas, cebolla, ajo, algunos cereales, alcachofas, entre otras.

 
FUENTE: Valparaíso Región Sostenible | Publicado el 19/09/18
 

CLUB DE AMIGOS DE CARRETERA AUSTRAL