Nuevo muelle para el Lago y Glaciar O’Higgins

Autor: Soledad Neira Farías
Nacional
El Mercurio

Vecinos destacan obras que permiten la operación más segura de las naves y la llegada de embarcaciones de mayor calado, con más turistas. Inversión ascendió a los $2.957 millones.

“Necesitábamos más espacio. Hay más movimiento, han llegado más embarcaciones y había que estar sacando las lanchas para poder operar, así es que ayuda harto el nuevo muelle”, dice Alberto Díaz, respecto de las obras que incluyeron la ampliación de las instalaciones portuarias de Bahía Bahamonde, en esta apartada zona de la Región de Aysén.

Díaz es uno de los más antiguos patrones de lancha en el lago O’Higgins, el quinto más profundo del mundo y conocido por los retos que impone a los navegantes.

“Tiene su carácter. Tiene como siete brazos y los vientos, entre los 50 a 80 km/h, se cruzan, y a veces no se puede navegar”, agrega Díaz, quien destaca además las mejores condiciones de seguridad que ofrece la operación en el nuevo embarcadero, construido por la Dirección de Obras Portuarias del Ministerio de Obras Públicas, y que significó una inversión de $2.957 millones.

“Es un aporte al turismo y a la conectividad de los colonos de las riberas del lago O’Higgins”, afirma el alcalde de Villa O’Higgins, Roberto Recabal, quien destaca que por primera vez las obras consideran instalaciones para pasajeros.

El proyecto incluyó la construcción de una sala de espera, con instalaciones sanitarias, pero que aún no está operativa, porque le falta la recepción definitiva, dice el seremi del MOP en Aysén, Néstor Mera.

Incluye además 17 estacionamientos e instalaciones focalizadas en los residentes de la zona, como corrales para el ganado y bodegas.

Respecto de las obras portuarias, “ahora pueden operar embarcaciones de mayor calado y hay más espacio”, destaca Díaz, quien recuerda que cuando llegó a vivir a la zona, en los años 90, “toda la carga teníamos que ir a bajarla en Cocoví, el pueblito argentino que está al frente, y traerla por tierra desde ahí. De a poco se fueron ampliando, un muelle pequeño, una rampa… y ahora esto”, recuerda el navegante.

Contribuye al turismo, “de todas maneras”, dice Alejandro Macaya, CEO de la empresa Robinson Crusoe, el principal operador turístico del sector. Y apunta al siguiente paso: “Mejorar el acceso al puerto para los buses, que sigue siendo estrecho. Debemos ir aún más rápido con la infraestructura y con la conectividad”, precisa el empresario.

Sobre la nueva barcaza, cuya construcción debiera haberse iniciado en diciembre pasado, Mera sostuvo que la empresa que se adjudicó el contrato suma 34 días de atraso para la instalación de faenas y está incurriendo en un incumplimiento, “que tiene asociado la interposición de multas de acuerdo a las bases”.

“Lo más probable es que van a tener que relicitar, porque es un proyecto importante para la comuna”, dice el alcalde. “Nosotros empezamos a trabajar para mejorar las condiciones de la antigua barcaza”, complementa Recabal, la que ha tenido fallas, pero es el único medio con el que cuentan las 13 familias que viven en las riberas del lago. En ella llegan los materiales y el forraje, y sale la producción, principalmente ganado.

“Esperamos que con una buena reparación siga operando hasta que se construya la nueva barcaza”, agrega.

POBLACIÓN Cerca de 500 habitantes tiene Villa O’Higgins, ubicada en el extremo sur de la Región de Aysén, y 13 familias continúan viviendo en apartados puntos de las riberas del lago.

 
FUENTE: El Mercurio | Publicado el 09/02/19
 

CLUB DE AMIGOS DE CARRETERA AUSTRAL