Urban Austral, el calor de Carretera Austral

Autor: Patricia Osorio

Urban Austral nace en marzo del 2016 en la ciudad de Coyhaique como un proyecto que busca generar productos funcionales que aprovechen al máximo las cualidades del cuero de cordero.

Cuando partimos, todo esto era solo una idea, queríamos aprovechar el material desechado del cuero de cordero de la industria alimenticia y al mismo tiempo rescatar la artesanía local y poder llevar un pedacito de la Patagonia al resto de Chile y el mundo a través de un producto que fuera hecho a mano en la Región de Aysén.

Gracias al apoyo de un Capital Semilla de Corfo en 2016 Urban Austral, cuya fundadora es Francisca Richard, pudieron comenzar a experimentar, prototipar y empezar a insertase en el mercado. Es así como al día de hoy están produciendo y comercializando con éxito las plantilla de piel de cordero, que tiene un sentido más allá del estrictamente comercial, en palabras de Francisca “Nuestro objetivo fue crear una empresa que fuera buena para las personas y el medio ambiente, que rescate la cultura patagona y que nos permitiera aprovechar lo que tenemos acá para dar a conocer nuestra región”.

El sello que define el quehacer de Urban Austral está dado por su materia prima, ya que utilizan solo el cuero desechado por la industria alimenticia u otros materiales naturales, además todos sus productos son hechos a mano en la región de Aysén.

El cordero es algo muy arraigado en la cultura patagona local y por lo mismo algo que caracteriza a la región. Sin embargo, la gran mayoría del cuero termina siendo desechado o quemado porque actualmente no existe la capacidad para trabajarlo, curtirlo y aprovechar así este increíble material. Cuando Francisca Richard conoció esta realidad se dio cuenta del potencial que tenía y en ese momento nace Urban Austral ya que “creemos que es inaceptable que un material así se desperdicie y que al mismo tiempo en otros lugares del mundo se generen nuevos materiales que producen un gran impacto ambiental y social” nos señaló.

La primera colección que Urban Austral desarrolló en el 2016 fueron fundas de notebook y ipad, estuches de anteojos, entre otros. Todos muy funcionales y con altos estándares de diseño, también en base a la misma materia prima. Pero el producto estrella son las plantillas patagonas, las cuales tienen muchas características que la hacen especial, son anti-transpirantes, anti-bacteriales, termorreguladoras, aislantes y ultra confortables; lo más destacable es que se pueden usar en invierno y verano, y además se lavan en la lavadora. Es por sobre todo un producto durable y de alta calidad hecho con una materia prima simple y utilizada de maneta sustentable, que ha encantado a quienes las han probado.

Con respecto al proceso de elaboración Francisca nos comenta “Cuando las cosas son hechas, a mano una a una, tienen un valor y un cuidado especial, haciendo que cada producto sea único. Buscamos demostrar que no necesitamos grandes tecnologías para generar productos de calidad si no que la riqueza está en el trabajo manual”.

Uno de los objetivos de Urban Austral desde sus inicios ha sido aprovechar el talento artesanal local que existe, pero que muchas veces no tiene cómo darse a conocer o cómo llegar a clientes más allá de su propia localidad, o que solo se venda a turista durante la temporada de verano. Por ello es que durante el proceso de creación e investigación que realizó la empresa pudieron conocer a las artesanas de Villa Cerro Catillo, con quienes inmediatamente hicieron alianza. Actualmente trabajan con 5 artesanas que desde sus casas fabrican las plantillas de fieltro de lana 100% natural y otros productos en los que están trabajando ahora y que esperan lanzar de aquí a diciembre. Luego las plantillas viajan desde Cerro Castillo a Coyhaique, al taller en donde también se trabaja de manera artesanal empacando, además del trabajo administrativo.

Urban Austral es una empresa en crecimiento constante, por ello hoy se ha sumado una socia, María Jesús Brautigam, su aporte ha sido valioso, ya que siendo de Coyhaique conoce perfectamente la realidad local y se ha desarrollado en los últimos años en materias de emprendimiento empresarial.

Sumado a esto las plantillas de cordero están saliendo de los límites de la Carretera Austral, ya que actualmente está trabajando en potenciar la exportación de sus productos, principalmente hacia Estados Unidos, de hecho este año han exportado en pequeñas cantidades a Bélgica, Holanda y USA, sin embargo están confiados en que pueden llegar a muchos más mercados.

Finalmente destacar que están desarrollando y evaluando la posibilidad de hacer una curtiembre orgánica en la región, lo cual les permitiría trabajar 100% con cuero regional y abrir una nueva forma de ingresos para los ganaderos locales que no saben qué hacer con sus cueros sobrantes “creemos que es realmente una necesidad regional y esperamos poder llevarla a cabo” puntualizó Francisca.

Se pueden adquirir en Almacén Carretera Austral, ubicado en Avda. Italia 1029, Providencia, de lunes a viernes de 14 a 20 hrs, y sábado a domingo de 12 a 20 hrs.

 
FUENTE: Carretera Austral | Publicado el 17/10/18
 

CLUB DE AMIGOS DE CARRETERA AUSTRAL