Villa O’Higgins puerta de entrada a Campo de Hielo Sur

Autor: Iván Martinic

La comuna apuesta a potenciar servicios en Candelario Mancilla, un caserío clave para el acceso a la zona de los glaciares.

Puerta de entrada a Campo de Hielo Sur, en Aysén, Villa O’Higgins está a 560 kilómetros al sur de Coyhaique, en medio de una geografía tan agreste, que recorrerlos toma 15 horas, más del doble que en una ruta normal.

Según el Censo 2017, la comuna tiene 625 habitantes. Nueve de ellos viven aún más al sur, en Candelario Mancilla -donde hay un retén de Carabineros y un par de casas-, a tres horas de navegación por el lago O’Higgins.

Por décadas, la comuna ha observado cómo la vecina Argentina ha potenciado el turismo, sobre todo en El Chaltén. Cada año, miles de excursionistas salen desde allí rumbo a los glaciares, incluso los chilenos.

Comenzar a cerrar esa brecha es una de las razones por las cuales Villa O’Higgins fue una de las 10 localidades apartadas seleccionadas por el programa “Lugares que crecen”, del Ministerio de Vivienda, que les asignará US$ 22 millones de libre disposición para realizar mejoras urbanas.

Roberto Recabal, alcalde de Villa O’Higgins, se declara “muy contento” por los $1.500 millones que recibirá. Como el Fondo Común Municipal le envía de $700 millones a $800 millones anuales, califica el plan del Minvu como una “tremenda inyección”, pues equivale “a dos años de presupuesto”.

Su plan es contratar profesionales, como arquitectos e ingenieros, para impulsar programas de urbanismo en Villa O’Higgins. No obstante, precisa, la mayor parte de los recursos irán a Candelario Mancilla, “para potenciar el turismo y marcar más presencia sobre el tesoro que tienen Chile y la humanidad, que es Campo de Hielo Sur”.

La meta es urbanizar 24 hectáreas que serán enajenadas a Carabineros, y ceder terrenos de media hectárea a servicios turísticos para viajeros provenientes de El Chaltén y de Villa O’Higgins, que buscan conocer atractivos como el glaciar O’Higgins, el ventisquero Chico o la plataforma de Campo de Hielo Sur.

“No vamos a regalar sitios”, advierte Recabal, quien advierte que los terrenos serán cedidos “contra proyectos”.

Cristián Monckeberg, ministro de Vivienda, destaca el potencial turístico de Candelario Mancilla, pero también “la relevancia estratégica que tiene el afianzamiento de la soberanía en ese lugar de la Región de Aysén”.

Las otras localidades elegidas por “Lugares que crecen” son Putre, Ollagüe, Chañaral, Paihuano, San Rafael, Melipeuco, Capitán Pastene, Chonchi y San Gregorio.

 
FUENTE: El Mercurio | Publicado el 30/10/18
 

CLUB DE AMIGOS DE CARRETERA AUSTRAL